Formas de ponerte en forma sin arruinar tu vida




Consejos inspiradores sobre estar más saludable (que no te harán sentir mal contigo).

 Recientemente se solicito a los miembros de la comunidad que  contaran el mejor consejo que hayan recibido para ponerse en forma. Revisa lo que compartieron: increíbles consejos sobre alimentación y nutrición, ejercicio y mantener una mentalidad excepcional.

1. No te saltes comidas.

El mejor consejo que he recibido sobre perder peso es COMER. Solía sentir que debía saltarme comidas para perder peso pero no era cierto.

—Rebekah Marie Byrd (Facebook)

2. Las calorías dan lo mismo; es la nutrición lo que importa.

No son las calorías en la comida de las que deberías preocuparte, yo me enfocaría en si es verdaderamente nutritiva.

—Melyssa Chantelle (Facebook)

3. Sabe que los carbohidratos no son el enemigo.

¡Jamás reduzcas carbohidratos de tu dieta! Tu cerebro necesita de carbohidratos para funcionar… También, come proteína dentro de 30 minutos del término de un entrenamiento para ayudar a desarrollar musculatura.

… También, deja el azúcar, la comida rápida y las comidas procesadas.

VanDamsel

4. No te prives.

No te prives de las cosas que amas. Yo lo hice y a pesar de sentirme más saludable, no estaba feliz. Ahora estoy súper saludable y también puedo acomodar algunos de mis viejos preferidos (pastel de chocolate de Whole Foods…).

masonnvv

5. Recarga tu cuerpo con alimentos de calidad.

Recarga bien tu cuerpo: no pongas gasolina regular en un Aston Martin. Pon la de mejor octanaje. No pongas comida chatarra en tu cuerpo, ni tampoco lo prives.Invierte en ti.

—Anna Alvarado (Facebook

6. Haz un seguimiento de lo que comes.

¡Mantén un diario de alimentación! Confío ciegamente en My Fitness Pal, y lo uso religiosamente. Mientras más lo uses, más aprenderás a poner atención a las calorías en tu comida, sino también la composición y qué está haciendo por tu cuerpo el alimento que estás comiendo.

—Melissa HookEm Monreal (Facebook)

7. Date un gusto delicioso de vez en cuando de modo que será menos probable que te pegues comilonas.

Consiéntete con tus comidas no saludables favoritas de vez en cuando. Si no lo haces solo terminarás pegándote comilonas.

Asiahairston

8. Haz un hábito de controlar las porciones al guardar la comida tan pronto la hagas.

Es también mucho más fácil de practicar el controlar las porciones si guardas en recipientes toda la comida que hagas justo después de hacerla y antes de comer; reducirás el tiempo de limpieza después y es más fácil decir no a comer en exceso si debes ir al refrigerador, abrir un recipiente y calentar la comida.

—Cassie Jenis (Facebook)

9. El “helado” casero de banana es una forma sin azúcar añadida de dar un gusto a la antigua debilidad por los dulces.

… No puedo hacer suficiente hincapié: ¡¡¡HELADO DE BANANA, GENTE!!! Es un facilísimo helado casero de banana de un ingrediente. Básicamente es solo banana congelada, pero es taaaan increíblemente bueno. Su textura, sabor y apariencia son exactamente como las del helado real. Como alguien que es verdaderamente malo en reducir el azúcar, este de verdad me ayuda. Me ayuda a evitar los antojos por azúcar, es el sustituto saludable perfecto.

GoldenZ

10. Compra una Magic Bullet/NutriBullet.

¡Transformará tu mundo! Te encontrarás haciendo deliciosos granizados (¡¡incluso preparando granizados de vegetales!!).Es una manera fácil de añadir elementos más saludables a tu dieta, ¡que te inspirará y te dará la energía para tener un entrenamiento genial!

taylorthacreator

11. Hackea tu compra de alimentos.

Me dijeron que me atenga a tres reglas mientras realizo la compra de alimentos:Comprar DESPUÉS de comer, comprar a lo largo del perímetro de la tienda, ya que normalmente se encuentran los alimentos no procesados, y sólo comprar alimentos con ingredientes que conozca. La compra de alimentos se convirtió más en un juego para mí en lugar de “una situación fuera de control” ¡y me impidió traer tentaciones a casa conmigo!

katieb42dd561bd

12. No le asignes valores absolutos a la comida ni a ti mismo por comer (o no comer) esas comidas.

No eres una mejor persona si comes saludable, o una mala persona si tienes un desliz y comes algo que no estaba en tu lista de comidas “permitidas”. Una vez que hagas eso y veas a la comida como alimento y no como una respuesta emocional, tu punto de vista y tu cuerpo estarán más saludables. (Fuentes: varios años de atracones alimentarios esporádicos, y un terapeuta muy perspicaz)

madelined437ae25c0

13. No más bebidas azucaradas.

No tomes tus calorías(bebida, jugo, etc.) y toma MUCHA agua.

—Brynne Drohan (Facebook)

14. Nunca caigas en dietas de moda.

No caigas en las dietas de moda. ¡Come proteínas, grasas saludables, reduce el azúcar! Saca esa basura de tu casa, deja de comprarla, deja de pedirla. ¡Las grasas saturadas no son el enemigo, las grasas trans sí!

—Shelby Springer (Facebook)

15. Ve la película Fed Up. También consume menos azúcar.

El mejor consejo que recibí fue reducir el consumo de azúcar, cortesía del documental Fed Up.

—Justine Roberts (Facebook)




16. Haz los ejercicios más difíciles primero.

Mi entrenador personal me enseñó… si hay un cierto ejercicio que encuentres agotador, hazlo al inicio de tu entrenamiento (sentadillas, abdominales, el que digas), después de que calientes. Si lo dejas para el fin de tu entrenamiento, existe la probabilidad de que intentarás tratar de convencerte y te lo saltes.

Me canso fácilmente con las sentadillas y siempre las hago primero.

17. Si te sientes muy cansad@ para ejercitar, ponte tu equipo de ejercicio y ve por una caminata vigorosa de 10 minutos.

Si aún no tienes ganas de ejercitarte después de tu caminata, ¡no lo hagas! Peronueve de cada 10 veces, respirar el aire fresco y aumentar tu ritmo cardiaco te hará querer continuar con un ejercicio de intensidad más alta.

18. Ten en cuenta que los entrenamientos desagradables son importantes.

Tendrás quizás tres buenos entrenamientos a la semana, dos mediocres y uno o dos malos. ¿Los malos, donde te sientes agotad@, pequeñ@, agotad@ y desmotivad@, pero los haces de todas maneras? Esos son los entrenamientos donde el cambio real sucede.

—Anna Alvarado (Facebook)

19. Anda en bicicleta a todas partes.

¡Se convertirá en un hábito que te mantiene en forma y saludable!Además: ¡no más tráfico, búsquedas de estacionamiento, o precios de gasolina! Pero por favor, ten cuidado y usa un casco. 🙂

—Elâ Marie Akay (Facebook)

20. Elige ejercicios y actividades que realmente disfrutes.

Hago mountain bike y trail run varias veces a la semana por al menos un par de horas. Cuando refuerzo estas actividades, el estado físico y tono muscular se notan.

¡Si no te gusta correr en una trotadora, no corras en ella!

—Camille Stephens (Facebook)

21. Compra zapatillas decentes.

No puedo decirte lo mucho que han mejorado mis carreras después de que invertí finalmente en un par de zapatillas para correr verdaderamente buenas.

—Kayla Doyle (Facebook)

22. Exígele a tu cuerpo un poco más de lo que crees que puedes.

¡Esfuérzate! Estarías sorprendido de hasta dónde puedes exigirle a tu cuerpo si simplemente sales de tu zona de confort.

—Nadeen Nakib (Facebook)

24. Realiza un programa de entrenamiento regular que incluya tanto entrenamiento cardiovascular como de fuerza.

Desarrollar un programa de entrenamiento regular (al menos tres días a la semana) que incluya tanto levantamiento de pesas como ejercicios cardiovasculares es importante, y el desarrollo de los músculos incrementará tu metabolismo lo cual te permite quemar más calorías incluso cuando no estás entrenando.

VanDamsel

25. Haz ejercicios que trabajen tu cuerpo por completo.

Haz ejercicios de resistencia que usen mucho tus articulaciones. Ejercicios de cuerpo completo con resistencia hacen más y más rápido.

Además, duerme más y toma mucha agua.

—Barrington Lloyd-Lovett (Facebook)

26. No compares tus “antes” con los “después” de otra persona.

Mantén la vista en tu propio objetivo.

—Sophia “Artemis” Bryant (Facebook)

27. Dile adiós al “no puedo”

Mi papá siempre me ha dicho: “El ‘no puedo’ nunca hizo algo”. Sé que es la frase más antigua que hay.

Ya no creo en la frase “no puedo”.

—Brandie N Blizzard (Facebook)

28. Dite a ti mismo: “¡Cambia de actitud!”

Mi profesor de educación física siempre solía decirme “¡Cambia de actitud!”. Aunque esto no está directamente relacionado a estar en forma, cada vez que estaba perdiendo el ritmo o desanimándome, él decía eso, lo que se transformaba en el pequeño empujón que necesitaba.

Así que ahora, cada vez que siento vergüenza de mí misma por no ejercitarme o cuando estoy criticándome, me recuerdo a mí misma eso del “¡Cambia de actitud!” para volver a las pistas y dar lo mejor de mí.

—Erika Johnson (Facebook)

29. Confía en el proceso.

Si no estás comprometido con perder peso/estar sano debes comprometerte, y CONFIAR en el proceso. No es de la noche a la mañana, pero verás pequeños cambios. Mi ropa comenzó a quedarme diferente, tocaba mi pierna o mi brazo y se sentían completamente diferentes de la manera en la que me acordaba que se sentían.

—Melissa HookEm Monreal (Facebook)